Hola Oklahoma

 

Arte y sensibilidad

 

September 27, 2019
Arte y sensibilidad

Un mecanismo para sensibilizar a nuestros niños.............................................Por: Alejandra Paz (*)............................................En un mundo dominado por la globalización y la tecnología, en la que se crea cada minuto productos estándares y sustituibles ha ocasionado que los más pequeños de las casas se conviertan en nativos digitales, quienes han olvidado a interactuar con su entorno, sentir y expresar sus emociones. Por ello, hoy más que nunca hace falta la presencia del arte para reafirmar la esencia del hombre y sus sentimientos más profundos, dado que muchos aspectos de nuestras vidas se han convertido en acciones mecánicas. En otras palabras, vivimos en una sociedad materialista, donde no se considera o es casi nulo el desarrollo interno del individuo.

Cuando hablamos de arte asumimos muchas veces que es un tema de adultos, en lo cual se creé que los niños no son capaces de realizar exploraciones abstractas y filosóficas de esta profesión, pero la realidad es que el arte también es algo de pequeños, puesto que está fundado en las sensaciones, percepciones y  sentimientos que se produce ya sea cuando se crea o se contempla una obra, por tanto el niño no está exento de sentir el arte. Así lo deja saber Sophia Domínguez, una niña de 9 años que le gusta pintar y visitar los museos de artes. Domínguez, estudia 4to grado en la escuela Mustang Trails Elementary, de la ciudad de Oklahoma.

Para Sophia, el arte es un medio de expresión donde ella a través de una paleta de colores elige cómo pintar el mundo, cómo sentirlo y cómo crear su contexto por medio de una imaginación que no tiene límites y prejuicios. Entiéndase como arte todas las creaciones realizadas por el ser humano para expresar una visión sensible acerca del mundo, ya sea real o imaginario. Mediante recursos plásticos, lingüísticos o sonoros, la cual tiene como particularidad la creatividad.  

En ese sentido, cuando los niños tienen contacto con el arte desde temprana edad les permite ser sensibles y crecer como personas, puesto que el arte los hace consiente de sus emociones, sensaciones y a todos los conflictos que el ser humano lleva en su interior. Por ello, el arte más que un talento, es un proceso de sensibilización ante la vida. Sin embargo, la sociedad en la que vivimos se esmera en enseñar y estimular principalmente el pensamiento lógico y racional, todo lo tangible y contable, es muy cierto que estas habilidades son necesarias. No obstante, se está dejando atrás aquella parte que nos conecta con la emoción, la creatividad, la imaginación, la curiosidad y la empatía; destrezas necesarias para vivir en un entorno donde la interacción es la clave y la inteligencia emocional aún más.

En relación a esto, Sophia señala que cuando está en contacto con el arte ya sea observando una obra o pintado, siente una descarga de emociones, que cuando son liberadas su cuerpo se relaja y la ayudan a disfrutar de sus actividades. En sus palabras, ese momento se traduce a una explosión de colores en un papel, en el cual registra lo que su alma experimenta en ese momento. En este sentido, el arte, como actividad creativa, tiene un efecto liberador, curativo, y de desarrollo personal.

Por tal motivo, como sociedad tenemos el compromiso de propiciar espacios para que nuestros niños conozcan un mundo lleno de colores, sabores, texturas, superficies y objetos, con el fin de que les genere interés e inviten a explorar, abrir su imaginación y plantear posibilidades en este mundo diverso y lleno de oportunidades.



Beneficios del arte en los niños

Estimula ambos hemisferios del cerebro:El izquierdo, que controla las tareas racionales, y el derecho, que se encarga de las actividades creativas. Si tus hijos practican regularmente alguna disciplina artística, se desarrollarán tanto su capacidad de análisis como su sentido del ritmo. Así, al aprender a coordinar su cuerpo y sus ojos, su pensamiento abstracto será mucho más fino y versátil para proponer soluciones.

Permite la libre expresión de ideas y sentimientos

Fomenta la tolerancia y la cooperación: A través del arte los niños aprenden que hay tantas versiones de belleza como seres humanos en el mundo, evitan juzgar a los demás con base en estereotipos o prejuicios. Además, al realizar alguna actividad artística en grupo, los pequeños se vuelven conscientes de que necesitan de otros para crear grandes cosas y mejorar como individuos.


(*) Alejandra Paz es una periodista profesional venezolana que radica en Oklahoma.